PlanetaMexico

22 mar. 2010

VIERNES DE DOLORES.

Los altares de Dolores son una vieja tradición Mexicana, data del siglo XVII , que vale la pena revivir y conservar como una bella devoción.



Nuestros antepasados, preparaban con profunda devoción los Altares dedicados a la virgen de los Dolores.
Con un mes de anticipación sembraban en macetitas trigo, lentejas, cebada y chía.
La instalación del altar se realizaba 8 días antes de la festividad, con la intención de consolar a la virgen
El altar se armaba sobre una mesa y con cajones de madera se formaban las gradas todo se cubría con un mantel blanco, o papel morado.
En la parte superior se colocaba la imagen de la Dolorosa de bulto o la imagen impresa.
En forma armoniosa se distribuían los adornos como las plantitas, naranjas forradas con papel dorado y en ellas clavadas banderitas de papel de china picado en diversos colores predominando el color morado, se colocaban velas y vasos con agua, aceite y una mecha siendo estas las veladoras que se utilizaban anteriormente.
Borreguitos de barro impregnados de semilla de chía.
Se colocaban frascos o botellones de vidrio con agua pintada de color rojo, verde o morado.
Se obsequiaba a los visitantes aguas frescas y se distribuía la llamada fruta de horno que eran galletas hechas en casa.
Se decía que el agua fresca representaba las lágrimas de la virgen.
En la actualidad se siguen colocando estos altares sobre todo en la Provincia y entre familias que cultivan las tradiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario